El archipiélago registró en febrero más de 2,1 millones de pernoctaciones en apartamentos turísticos